Tips de café

Espresso o americano. Cúal es la diferencia?

Sin duda el café es una de las bebidas más populares del mundo y en la actualidad es un básico para empezar el día, para consumir en reuniones de trabajo o también para compartir con los amigos o en una cita.

Siendo una de las bebidas más consumidas a nivel mundial, la cuestión es saber qué café consumir y si es peruano, mucho mejor, pues el Perú se posiciona como el segundo productor y exportador de café orgánico en el mundo.

Más que una bebida, el café ha adquirido gran importancia social en el Perú. Restaurantes y cafeterías tienen una gran oferta de bebidas elaboradas a base de café, pero ¿qué distingue a lo más básicos: el espresso y americano? Aquí te lo explicamos.

Café Espresso

También conocido como Expreso, es un café muy concentrado. Su preparación, de origen italiano, se obtiene con una cafetera o máquina de Espresso para conseguir el concentrado del café molido a través de la mezcla de la temperatura del agua, la presión del café y el tiempo de preparación.

Formando un líquido fuerte con una consistencia espesa, los Espressos se sirven en tazas muy pequeñas en las que usualmente se sirve poca cantidad de café (de 20 a 30 ml),  con una característica capa de crema en la superficie debido a la presión. Se trata de un café de aroma potente y sabor intenso.

Café Americano

El café Americano se prepara con una máquina de café ya que, ciertamente, este también parte del Espresso. Por lo tanto un Americano es un Espresso diluido en una cantidad de agua caliente, convirtiéndolo en un café un poco menos concentrado, pero más suave al gusto. Este se sirve en una taza un poco más grande que el anterior.

Sea como sea, es importante tener en cuenta el molido del café para saber qué pedir en alguna cafetería, pues si te gusta el café fuerte y amargo, mientras más fino sea el grano, más intenso será el sabor.

Desde Sierra Exportadora, a través de la campaña “El Peruano Cafetea”, se busca impulsar el consumo interno del café peruano, generando mayor inversión productividad y bienestar en las zonas productoras, vinculada aún a lugares de pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *